VER A UN AMIGO LLORAR


abrazo_de_oso

 

VER A UN AMIGO LLORAR

Ver a un amigo llorar,

es sentir al alma desfallecer,

porque uno no puede hablar,

porque uno no quiere saber.

Ver a un amigo llorar,

es creer de Dios el lado peor,

porque uno no deja de temblar,

porque uno no carga tal dolor.

Ver a un amigo llorar,

es pensar inútil todo amor,

porque  es incapaz de consolar,

porque es imposible perdonar.

Y sin embargo,

con el tiempo,

uno entenderá.

Que ver a un amigo llorar,

es la mejor prueba de amistad,

porque nos eligió para aflojar,

porque vio en nos seguridad.

Que ver a un amigo llorar,

es ver la desnuda humanidad,

porque a todos ha de tocar,

un día mostrar debilidad.

Que ver a un amigo llorar,

es cuando más cerca lo tendrá,

y  si  a su lado sabe estar,

toda la vida  lo amará.

A los que vi llorar

A los que me vieron llorar

Enrique Momigliano

Buenos Aires, Día del Amigo 2014

Ese fantástico juglar belga que fue Jacques Brel es el autor de esta bella y atípica canción que se titula  VER A UN AMIGO LLORAR (Voir un ami pleurer) en la que nunca dice que le pasa cuando eso sucede, simplemente se queda sin palabras. Se limita en la canción a enumerar una serie de calamidades globales y particulares que hacen a la vida en este mundo y da a entender que ninguna de ella se equipara al dolor de ver a un amigo llorar. Brel era un genio y pudo decirlo así, a mi me salió tan solo contar mi experiencia en el tema, bajo el mismo título.

Anuncios
Published in: on julio 20, 2014 at 12:05 am  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2014/07/20/ver-a-un-amigo-llorar/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Querido Amigo. Impresionante composición la de Brel, voz, música y letra, pero tu poesía tiene la cálida ternura de ser escrita por quien sabe de Amistad.
    Felicitaciones y un Gran Abrazo

  2. Tienes razón, mucho duele,
    ver llorar a un amigo
    y que el paliar su problema
    no posea uno consigo.
    Uno se siente frustrado,
    inmerso en la impotencia.
    pero estamos aportando,
    ante el amigo, presencia.
    Presencia que ha de apreciar
    el amigo acongojado.
    No harán falta palabras.
    Basta estar a su lado.
    Porque él sabe que su amigo
    hará, a partir de ese día,
    que las lágrimas dolientes,
    se troquen en alegría.

    ale

  3. Cuanta verdad que hay en tu poesía!
    Queda poco para decir; sólo un gran Abrazo Mocoso!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: