ABRIL 2, 1982


izamiento del pabellón argentino el 2 de abril de 1982

izamiento del pabellón argentino el 2 de abril de 1982

 

ABRIL 2, 1982

Una distinción imprescindible

Se acerca el 32 aniversario de la gesta de Malvinas y mi verdadera intención era publicar para esta fecha un libro con mis escritos sobre el tema. Al recopilarlos me di cuenta que había caído en una trampa frecuente, a la que todos hemos sido inducidos. Ella consiste en considerar el tema Malvinas como uno solo, con su carga de dolor, muerte y derrota. No es así. El episodio Malvinas debe separarse en dos, que poco tienen que ver entre sí, tan solo la relación de causalidad. El primero consiste en la reparación de una usurpación histórica que tuvo lugar en 1833 y el segundo en la defensa de las islas frente a una nueva agresión colonialista por parte del mismo país con pretensiones imperiales. Exitoso el uno, fallido el otro. El dolor del segundo nos ha hecho a todos, protagonistas inclusive pasar por alto la eficiencia, el coraje, el sacrificio y en definitiva el rotundo éxito del primero, tendiendo a su olvido. Olvido éste que incluso fue alentado desde el poder en fecha reciente intentando anular la fecha del 2 de abril, dejando solamente la del 14 de junio.

Mucho se puede hablar sobre las razones del fracaso de la defensa, fracaso que era inevitable dada la desproporción de fuerzas en conflicto. Ya me ocuparé del tema porque considero más que necesario separar los horrores diplomáticos y políticos de la valentía y eficiencia combativa de nuestras fuerzas armadas que culmina en una rendición digna de Puerto Argentino  y con la única finalidad de evitar una matanza innecesaria.

Pero en esta ocasión quiero referirme con exclusividad a la brillante operación militar que derivó en la recuperación incruenta y respetuosa de vidas y bienes enemigos, de las islas usurpadas. En especial y para que se los recuerde como se debe, al Capitán Pedro Giachino, caído heroicamente en combate y a sus camaradas heridos.

La poesía que sigue ha tomado los datos históricos y se ha inspirado en el libro OPERACIÓN ROSARIO escrito y compilado por el Contra almirante Carlos Busser, recientemente fallecido. Hay demasiada poca bibliografía sobre el tema y este libro cuya primera edición poseo, fue obra de Editorial Atlántida en el año 1984. Pido disculpas, especialmente a los protagonistas del hecho si en algo he faltado a la verdad histórica.

La amplísima difusión que mi poesía sobre LA VUELTA DE OBLIGADO ha tenido en las escuelas, me ha hecho ver que relatar historia en poesía puede ser una forma inteligente de llegar a la juventud en forma amena y de interesarla en temas trascendentes de nuestro devenir como Nación.

El 2 de abril no debe ser olvidado, por el contrario debe recordárselo con sumo orgullo en homenaje a todos los que participaron de esa gesta, en especial a quien murió en ella. Lo que pasó después es otra historia en la que intervino el ejército más poderoso de la tierra.

Para refrescar la memoria y para que nadie se haga el desentendido me voy a permitir aquí citar a todas aquellas figuras políticas del momento que brindaron su apoyo público y explícito a la recuperación militar de las islas, mas allá de otras divergencias  con el gobierno de entonces. Ello según constan en declaraciones transcriptas en el Capítulo VII del libro citado.

Arauz Castex, ex canciller del gobierno justicialista

Enrique Vanoli, dirigente radical

A. Manzur, partido demócrata

Julio Romero, ex gobernador justicialista de Corrientes

Raul Alfonsín, dirigente radical, futuro presidente

Robredo, coordinador del Partido Federal

Carlos Menem, ex gobernador de La Rioja y futuro presidente justicialista

Arturo Frondizi, ex presidente

Carlos Contín, dirigente radical

Ex cancilleres Amadeo y Oscar Camilión

Arturo Illía, ex presidente radical

Luis León, dirigente radical

Francisco Cerro presidente de la democracia cristiana

Confederaciones Rurales Argentinas

Confederación General del Trabajo

Monseñor Jorge Manuel Lopez, vicepresidente primero de la Conferencia Episcopal

Teniente general Lanusse, ex presidente

Alberto Benegas Lynch, del Encuentro Nacional republicano

Partido Socialista Democrático

Partido Comunista

Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas

Consejo Nacional del Partido Justicialista

Jorge Abelardo Ramos del Frente de Izquierda Popular

Deolindo Bittel, vicepresidente primero del Partido Justicialista

Horacio Gutierrez de la Sociedad Rural Argentina

Dr René Favaloro, cirujano mundialmente reconocido

Italo Luder, ex presidente provisional de la Nación

Mariano Grondona, periodista.

Mas nombres, mas personalidades, más representantes populares, más referentes, todos unidos, aplaudiendo esta reparación histórica tras casi 150 años de paciencia. Si ayer fue así ¿porqué hoy debe ser distinto?.

ABRIL 2, 1982

Al Capitán Pedro Giachino

Fue un enero de secretos,

entre unos pocos confiables,

que en ambiente muy discreto,

trazaron audaz plan viable.

Por tratativas estancadas,

tras siglo y medio perdido,

en poder imperial alzado,

al archipiélago querido.

Marina cumple alistado,

de anfibia fuerza de choque,

la pista para los Alados,

Ejército comandos enfoque.

Allara, Busser, Lombardo,

son algunos de los nombres,

García Boll, Plessl y García,

la conducción tiene sus hombres.

Incidente en ballenera,

de gélido puerto georgiano,

disipa la tensa espera,

y llena de acción las manos.

Sorpresiva e incruenta,

respetuosa fue definida,

la enemiga vida cuenta,

por bien de misión emprendida.

Cabo San Antonio transporta,

portaviones da seguridad,

rompehielos Irizar aporta,

por guía Santísima Trinidad.

Sin olvidar los buzos valientes,

embarcados en submarino,

que Santa Fe lleva ardiente,

por nombre el navío argentino.

Confirma la Fe que anima,

buscando amparo primario,

tras virginal honor nomina,

a la operación: “Rosario”.

El mar no es un aliado,

y brutal temporal demora,

con sus vientos huracanados,

a flota y tropa deteriora.

Seis treinta, abril dos se fija,

para el audaz desembarco,

sin sorpresa que cobija,

lucha se prevé en los barcos.

Sanchez Sabarots y Giachino,

al frente de sus unidades,

primeros en suelo cautivo,

avanzan en oscuridades.

Trece buzos tácticos bajan,

del submarino escondido,

y contra mar y riesgo marcan,

Playa Yorke, punto escogido.

En la noche veloz avanzan,

los comandos al cuartel inglés,

y Moody Brook fácil doblegan,

sin combate, tiros ni revés.

Seineldín captura la pista,

faro toman buzos de Cufré,

en San Antonio se alista,

anfibio desembarco que fue.

En tanto entabla combate,

Giachino en lar gobernador,

el fuego es solo quien habla,

por batalla en sumo rigor.

En el asalto cae Giachino,

por la espalda baleado,

hito de valor argentino,

a una granada tomado.

García Quiroga al lado,

cae con brazo mal herido,

Urbina enfermero soldado,

no da el socorro pedido.

Es que también le han dado,

mareado por la morfina,

que el mismo ha inyectado,

rabia de pena e inquina.

Mientras sus marines tiraban,

Rex Hunt parlamentar pedía,

Busser y los suyos marchaban,

sin armas, al fuego que ardía.

Rendidas las fuerzas inglesas,

Busser se acerca a Giachino,

ve bañado suelo de Malvinas,

por sangre de héroe argentino.

Ayuda médica retarda,

oscura turba traicionera,

el capitán vida ofrenda,

en sala de ajena bandera.

Los heridos se recuperan,

para contarnos la historia,

y saber así como entran,

nuestros héroes en la gloria.

Las armas se han acallado,

por veloz asalto incruento,

las islas se han recuperado,

invasor tuvo escarmiento.

Bajo el sol, sobre la bahía,

ondea pabellón argentino,

el mismo que en ese día,

amortaja al héroe Giachino.

¡Gloria por siempre al soldado,

que trajo la joya perdida,

que por ella todo ha dejado:

su hogar, su gente, su vida!

Allá en la niebla oculta,

Malvinas aguarda paciente,

sueña con día que exulta,

abrace al soldado valiente.

Ella quiere ser argentina,

rechaza la extraña bandera,

sus colinas y nieve prístinas,

claman soberana primavera.

Enrique Momigliano

Buenos Aires, 16 de marzo de 2014

Un interesante video sobre la OPERACION ROSARIO con la descripción del conductor de la Fuerza de Desembarco, el entonces almirante Busser.

Quienes deseen consultar otros escritos míos sobre el tema Malvinas deben referirse a la categoría Homenaje a los Héroes de Malvinas Argentinas, sobre el margen derecho de la pantalla. Todos los escritos son reproducibles, en tanto y en cuanto se respete mi autoría. Es mi homenaje, pero sus verdaderos dueños son los que fueron y combatieron por las islas.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2014/03/17/abril-2-1982/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. HERMOSO POEMA! Soy de San André de Giles y como sabemos todos los años se conmemora en el pueblo a todos los soldados que lucharon en Malvinas son siempre bendecidos y el honor q se sentimos es inmenso!! Voy a sacar un fragmento con tu permiso para publicar en mi muro con una muy linda foto! Gracias

    • Gracias a ti Paula y en ti a todo San Andrés de Giles. Anoche estuve, filmé todo y escribí algo que estoy seguro te va a gustar. Hasta siempre


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: