La pena que vale


hombre caminando el desierto

LA PENA QUE VALE

La caricia tibia del sol,

el azul de un  claro cielo,

la silueta verde del árbol,

un pájaro en raudo vuelo.

Del niño la ingenuidad,

de la rosa su fragancia,

del mar la inmensidad,

del potro su prestancia.

Un arrullo de torcaza,

un bello claro de luna,

una madre que abraza,

un bebé en su cuna.

El silencio compartido,

la amistad y el consuelo,

el orar tan agradecido,

de la poesía el vuelo.

El milagro del viento,

de la lluvia su encanto,

este dolor que siento,

de amarte tanto, tanto.

Son  hitos que permiten,

que mi vida aun prosiga,

que la muerte desdicen,

aunque mi suerte maldiga.

Por ellos fuerzo mi marcha,

exhausto penoso en la arena,

y derrito fiero la escarcha,

porque ellos valen la pena.

Enrique Momigliano

Buenos Aires, 13 de noviembre de 2013

Aunque a veces cueste verlo, la vida fue, es y será maravillosa.

 

Anuncios
Published in: on noviembre 13, 2013 at 1:02 am  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2013/11/13/la-pena-que-vale/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Sólo se trata de vivir aunque nos tome toda una vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: