SOBRE GESTOS Y SILENCIOS


SOBRE GESTOS Y SILENCIOS

“Si tienes palabras más fuertes que el silencio, habla. Si no las tienes, entonces guarda silencio”.

Eurípides        (480 a  406 AC)

Cuando mil años en el futuro, los antropólogos califiquen a nuestra era la denominaran sin lugar a dudas, la era de las comunicaciones, ya que su crecimiento en alcance y forma ha sido explosivo y desmesurado. Nunca hemos estado tan comunicados a lo largo y ancho del mundo como ahora. Paradójicamente como seres espirituales y humanos que somos, nunca estuvimos mas aislados, encerrados en nosotros mismos, sin grupo de referencia, tan carentes de comunicacion profunda como ahora. Culpable de ello son a mi juicio  la degradación del lenguaje y la velocidad viviente.

El uso pleno de la palabra, es decir poner la palabra justa en el momento adecuado para que refleje con la mayor certeza posible mi pensamiento, ha quedado relegado al ambiente de los escritores y debo decir que ni siquiera a todos ellos. Con el afan de modernizarse los diarios, hasta en sus notas editoriales caen más que a menudo en la vulgaridad, la familiaridad y el lenguaje meramente coloquial; muchos libros contemporáneos, también. Ya no quedan ni siquiera profesores que “hablen como se escribe” y que por ello uno pueda deleitarse escuchándolos por horas, al unir a la importancia del mensaje, toda la belleza del modo de expresión. No hablemos del teatro, cine y televisión donde, excepción hecha de las obras clásicas, reina el lenguaje de baño público.

La velocidad del vivir moderno ha hecho el resto. En el afán de decir mucho  se lo dice mal, en el afán de escribir rápido, la ortografía de mensajes de texto, correos electrónicos y chats se ha impuesto, legándonos toda una generación que no tiene la menor idea como se escribe una palabra completa.

Una verdadera pena. Porque las palabras que como tales son tan solo un código comunmente aceptado para transmitir ideas, hechos, pensamientos y sentires, se sienten entonces impotentes para transmitir la energía de que son portadoras, en forma plena. Nadie puede sostener que sea equivalente que a uno le digan TKM en lugar de “te quiero mucho”. Probablemente sea ello la causa de la superficialidad comunicativa ya que TKM también es mucho más fácil decírselo a cualquiera.

Empero, con todo lo doloroso que resulta lo hasta aqui expuesto, asistimos involuntariamente a una tragedia mucho mayor: el casi desuso completo de los gestos y la ignorancia supina del valor de los silencios.

Para rescatar un casi único lugar donde aun se le da valor a los gestos debemos caer en uno de esos horribles cursos para vendedores en los que se les enseña  a manipular tanto el lenguaje como la pose y los gestos, solo para convencer a un pobre infeliz que necesita desesperadamente algo en lo que nunca había pensado antes. Pero los gestos importan y mucho en la verdadera comunicacion humana, sobretodo en lo que hace a las emociones profundas.

Las palabras, aun correctamente usadas – los escritores lo sabemos bien- tienen un límite. En general, lo que verdaderamente importa, lo que uno realmente quiere transmitir se encuentra mucho más allá de ese límite. Ahí entran los gestos. Por ello muchos escritores, hartos de pelear con el insuficiente diccionario, se volcaron a dirigir obras de teatro, a la fotografía, al cine o a la pintura.

Hay veces que, sin embargo, ni siquiera los gestos alcanzan. Entonces, recién entonces….. habla el silencio. Este está muy lejos de ser el cero, la nada, la ausencia de algo. Muy por el contrario es tan poderoso que es la forma primera que adopta la emoción profunda para comunicarse. Es por eso que ante un duelo doloroso, ante una amor avasallante, ante una sublime belleza, nos quedamos mudos, literalmente hablando.

Una vez aprendí que el dolor es el telón de fondo de la vida y todo lo que hacemos en ella son o bien escapes, negaciones o excepciones  siempre transitorias a dicho dolor. Pues bien, el silencio es el telon de fondo de la música y las notas son solo una forma de vulnerarlo armoniosamente para crear una combinación de sonidos y silencios digna de ser escuchada placenteramente ( hecho olvidado por varios géneros musicales de moda). Tambien pienso que el silencio es el telón de fondo de la comunicacion humana y espiritual, silencio que solo debiera ser vulnerado por palabras que merezca la pena decir, siempre del modo correcto, y solo cuando los sonidos y los gritos del silencio no sean suficientes para transmitir la intencionalidad y la energía que el transmisor pretenda enviar al receptor.

Así como Mario Benedetti decía que “el olvido está lleno de memoria”, debemos tener en cuenta que “el silencio está lleno de palabras” y no todas son propias. Hemos dejado de escuchar al silencio,a nuestro propio silencio interior, simplemente porque casi no tenemos ocasión de hacerlo y cuando la tenemos la rechazamos. Prueben a manejar por un par de horas solos y con la radio apagada, prueben a sentarse al sol en un parque silencioso; verán con cuanta incomodidad se tropiezan. Si la superan, un mundo de ideas, sonidos y palabras vendrá a su encuentro. Cuando dominen ese arte, intenten el silencio de a dos. El y solo él será capaz de revelarles con absoluta certeza el tipo de vínculo que los une.  Tal como le sucedió al poeta en un lejano e inolvidable encuentro.

UNA LÁGRIMA

Una lágrima rodó,

sin pudor en mi mejilla,

fiero dolor que asomó,

hendiendo su cuchilla.

Y tu mano se acercó,

a mi rostro decidida,

esa lágrima enjugó,

con la ternura de una vida.

Fue entonces que comprendí,

en tus ojos humedecidos,

que tu silencio gritó a mi,

tanto y cuanto era querido.

En el cielo que hoy habito,

con tu amor que me rodea,

la eternidad es un grito,

“es tuya……solo espera”.

Enrique Momigliano

Buenos Aires, 29 de junio de 2012

Anuncios
Published in: on julio 2, 2012 at 7:31 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2012/07/02/sobre-gestos-y-silencios/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: