AL PIE DEL CAÑON


AL PIE DEL CAÑON

La carta de un soldado artillero desde Malvinas

 Se están por cumplir 30 años de la exitosa Operación Rosario, mediante la cual se recuperaron por espacio de 74 días nuestras Islas Malvinas. Diez años atrás, al cumplirse el vigésimo aniversario del hecho – es decir el 2 de abril de 2002- quien esto escribe era funcionario público en la entonces Dirección de Rentas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En esa convulsionada y arrasada Buenos Aires, con miles durmiendo en sus calles y acosando al paso de todos por una moneda para comer, con otros miles concurriendo a trabajar con ropa sport para intentar pasar desapercibidos, con otros miles golpeando diariamente las puertas de los bancos para intentar vanamente recuperar sus ahorros, con las asambleas populares reventando las plazas, con el miedo adueñándose por las noches de todos los hogares, con los policías cobardemente asesinados porque sí y con la clase política acorralada; fui invitado a un acto donde se entonó el Himno Nacional con suma emoción.

Como todos los años, en el hall central de la planta baja del edificio de Viamonte al 900, el grupo de ex combatientes de Malvinas que trabajaba en la Dirección de Rentas, llevaba adelante su acto recordatorio de la gesta. Podía caerse el mundo, que ellos no iban a olvidar.

Había tomado conocimiento de su existencia en el acto del año anterior, el primer 2 de abril en que compartía dicha dependencia oficial. Al cabo de ese primer acto les entregué una copia de la poesía A VOS y ya me pareció un milagro haber podido entregar en mano a unos veteranos, mi sentir hecho palabras de 1982.

El resto es historia conocida, fueron ellos los primeros en subirla a la red (http://www.elconfesionario.com.ar/guerreros/) y son los verdaderos culpables que haya tenido la difusión y acogida que hoy posee. Es sin duda una poesía que tiene vida propia y que obra milagros. Ciertamente no me pertenece, debo yo tan solo haber sido un canal propicio para tanto dolor silenciado, para tanto grito sordo, para tanta herida abierta, que se quiso alzar contra la injusticia de la denominada “desmalvinización”.

Por estar en la red A VOS es culpable de este blog, el cual a la vez es culpable que me haya convertido de contador en escritor, siendo A VOS la pieza central y eje de mi primer libro: POESIA PARA SENTIR LA VIDA.

El año pasado A VOS me llevó a la vigilia de San Andés de Giles para que mi adormecido y desengañado amor a la Patria renaciese con más vigor que nunca. Y finalmente A VOS viajó hasta Río Grande, en una ventosa noche de inspiración  para filtrarse en la imperdible obra teatral de Javier Gimenez Filpe DEL LAPIZ AL FUSIL. (http://www.eldiariodelfindelmundo.com/noticias/leer/41595/presentaran-la-obra-teatral-del-lapiz-al-fusil.html#.T19Ib3AN7tY.facebook).

Durante toda  mi estancia enla Dirección General de Rentas, de casi cuatro años, me relacioné con estos veteranos brindándoles todo el apoyo que pude, simplemente porque los admiré profunda y sinceramente. No solo porque habían combatido, entre otros por mí, sino porque veinte años después constituían un  grupo humano vibrante de amor al prójimo y a la Patria, desbordante de solidaridad y siempre prestos al heroísmo.

Heroísmo que tuve oportunidad de constatar al año siguiente, cuando, ante las salvajes inundaciones que asolaron la ciudad de Santa Fe, salvando todo tipo de obstáculos y carencias, se organizaron y se fueron con un camión lleno de donaciones y el corazón lleno de amor, a meterse en las aguas traicioneras para socorrer a sus compatriotas en problemas.

Ellos por su parte vieron en mí al ciudadano que hubieran deseado ver a su regreso de las Islas. Al que no calló, al que no le importó más el mundial de España que la guerra, al que sintió y demostró agradecimiento por el sacrificio supremo de su entrega. Y me lo hicieron saber.

Un día que jamás olvidaré vinieron en grupo, siempre unidos por esa alquimia del dolor profundo, a mi despacho y me obsequiaron la foto que encabeza este escrito. No se trata de un paisaje cualquiera ni de un cañón cualquiera. Es la pieza de artillería, emplazada en su posición de combate en Malvinas, con las vainas servidas a sus pies y al fondo el monte ocupado a batir. Además es el cañón que sirvió el soldado correntino clase 62, Marcos Antonio Falcón, del Grupo de Artillería 3, quien estaba frente mío, entregándome la foto. Huelga señalar que hice un cuadro que me acompañó en el despacho de Rentas y en todas las oficinas que sucedieron a mi función. Hoy está en la pared del escritorio de mi casa. Necesito mirarlo seguido, especialmente en esos días grises en que me equivoco y pienso o siento que mi camino es cuesta arriba. También en estos días en que creo, muy íntimamente, que de alguna forma, esa tierra irredenta que la sangre de tantos argentinos regó, volverá más temprano que tarde a formar parte de nuestro territorio nacional.

Pero hay más, siempre hay más. En ese acto de aquel convulsionado 2002, se leyó una carta escrita literalmente al pie del cañón. Entre la escarcha y sentado sobre las cajas de municiones, el soldado Marcos Falcón, contando con los mismos escasos 20 años que mi propio hijo cuenta hoy, el 20 de abril de 1982, le escribía así a su lejana y preocupada familia:

20 de Abril de 1982.-

Isla Malvina

 

Querida mama:

Hoy tengo mejor momento de acerte esta carta para saber de ustedes como andan   bueno   mama te cuento que estoy bien grasia adios y a la virgen y a todo los santo   yo vine ace una semana antes de viajar le escribi a mirta y le mande adecir que te avise para donde viajava yo:  estoy contento por venir en las isla malvina  yo nunca pensava que hiva a venir aqui es muy lindo se que ace mucho frio   yo nunca estuve frio como senti frio aquí  nosotros le estamo esperando alos ingleses para combatir con ello   nosotros estamo en una posicion muy linda mañana llegan las flota ingles en las isla dicen que tiene que bloquear todos la isla pero nosotros le daremo el merecido si quieren guerra  decile a tio juan que le estoy esperando en la malvina que es muy linda    nada mas que decirte me despido de ustedes con un abrazo  saludo para todo quien se acuerde de mi

chau mama

no te mando adecir si cuando volver porque no se

Firma Marcos A Falcón

 

-Carta de un soldado Correntino, clase 62, a su madre-

Marcos Falcón, actualmente trabaja en la Dirección General de Rentas

-Homenaje de la D.G.R. en el 20º Aniversario de la Gesta de Malvinas-

 

El domingo próximo, 1 de abril, si Dios quiere, tendré el inmenso honor de concurrir a la vigilia de San Andrés de Giles con este héroe argentino y leer juntos A VOS por la radio de Luis Allegrini (http://www.fmdelasamericas.com/) y su cadena radial de 48  horas por Malvinas, en homenaje a todos los que no volvieron, a los heridos, a los suicidados, a los que aun sufren y a los que como ellos, el grupo de veteranos de la DGR ( hoy AGIP) supieron y pudieron transformar su dolor en unión, solidaridad y amor.

Enrique Momigliano

Buenos Aires, 24 de marzo de 2012

Anuncios
Published in: on marzo 24, 2012 at 2:34 pm  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2012/03/24/al-pie-del-canon/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Muy lindo homenaje a aquellos que lucharon por nuestras queridas islas, a quienes tuvo la “causalidad” de conocer en DGR, puedo dar fé sobre la admiración y apoyo que les brindó durante su gestión.

  2. Gracias Enrique, por estar permanentemente en la lucha de mantener viva la llama de la gesta de Malvinas.
    Un fuerte abrazo en Dios y en la Patria
    LUIS ALEGRINI B.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: