TEMIDO DÍA


 TEMIDO DÍA

 

Un contador tiene innumerables miedos que lo acompañan a lo largo de su carrera, a saber: que lo echen, que los clientes no aparezcan, que los socios lo defrauden, que los empleados cometan errores irreparables, que no le paguen, que la inflación pulverice sus honorarios, quedar involucrado en las trapisondas de sus clientes, que cambien las leyes, las resoluciones, los aplicativos, ser acusado de terrorista, etc.

Un poeta tiene uno solo: dejar de serlo.

Gozamos por estos dias en San Clemente del Tuyú, donde aun me encuentro disfrutando del ultimo “bonus track” de mis vacaciones, de una luna llena estupenda que acompaña mi nado vespertino y que ilumina románticamente toda la playa, cuando todavía la luz del sol no se ha ido del todo. Ciertamente la misma luna que acompañó mis ultimos dias de las vacaciones del año pasado. El que no es el mismo parece que soy yo.

Para cerciorarme definitivamente me senté en el médano mas alto de la playa, con mi inseparable perra, a contemplar el “astro de argento”, por un buen rato. La luna no me habló y yo no supe que decirle. Me sorprendí, ello no es nada habitual en los poetas.

Fue asi como resurgió en mi ese único miedo atávico y arquetípico que me acompaña. ¿Me habré convertido en un ser normal y urbano? ¿Habré sido condenado en ausencia a “vivir de nuevo con la gente vestido de cordura”, como canta Cortez?

El pasado fue un año movidito y ciertamente mis musas lo han sentido. Alguna se habrá enojado, otra se habrá escondido o quizás todas juntas decidieron irse de vacaciones, más precisamente con las de Sabina y el Nano. Pero para dejar de ser poeta, aunque no me brote ni un verso, estoy convencido que me tienen que desarmar íntegro y hacerme de nuevo.

No obstante me pareció interesante plasmar en una poesía ese miedo, irracional como todos ellos, que acecha a todo poeta. Es ficción, no se asusten y disfruten de la musa que además osó innovar con la rima.

 

 

TEMIDO DIA

 

El día que la luna,

fue tan solo la luna,

la playa algo de arena,

y el mar agua con sal.

Los sueños fueron quimera,

El deseo perdió su bandera,

Adiós dije a mi primavera,

y la vida se vistió de normal.

Ese día tan triste tan mío,

me envuelve soberbio e impío,

Y sonríe perverso y sombrío,

celebrando el triunfo del mal.

Mi castillo en el aire ha caído,

pues ese día tan sordo y temido,

ha llegado y me veo vencido,

reducido a mi estado animal.

No soy yo quien ha muerto,

aun respiro y palpito por cierto,

pero con sumo terror advierto,

fue la poesía, de golpe fatal.

 

Enrique Momigliano

San Clemente del Tuyú, 5 de febrero de 2012

Aunque el poeta se canse, no escriba o parta, siempre habrá poesía.

PD: Y a Dios gracias, mujeres hermosas sobran.

Anuncios
Published in: on febrero 7, 2012 at 11:38 pm  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2012/02/07/temido-dia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. MENOS MAL Q TUS MUSAS INSPIRADORAS PUDIERON HABERSE IDO D VACACIONES Y NO ACOMPAÑARTE EN ESTA NOCHE D LUNA LLENA. D NO SER ASI….CORTEZ, SABINA Y EL NANO ESTARIAN CELOSAS D ELLAS. NO T IMAGINO MOMI CONVERTIDO EN UN HOMBRE NORMAL, SIENTO Q LA POESIA DESCANSA DENTRO TUYO, SOLO Q SE CALLA…MIENTRAS SE NUTRE DL HERMOSO PAISAJE Q T RODEA EN SILENCIO. FRACIAS POR COMPARTIR, AUN EN TUS VACACIONES, TUS VERSOS Q ENDULZAN DIAS Q A VECES SON AMARGOS. DISFRUTA. UN BSO A LA FLIA

  2. Querido Henry,
    Debe haber algo en el universo que hizo que al menos varias almas se relacionaran con la luna, en distintos lugares del planeta
    Anoche fue mi ultima noche en el Karoo, el semi desierto africano. La noche era increiblemente bella como lo maravilloso de este magico Karoo, y de pronto, por entre medio de las montanas hizo su aparicion el astro blanco iluminandolo todo.
    La gente del lugar armo una fogata en una especie de caldero, algo asi como un tambor de combustible que ya no recuerdo como lo llamaron y comenzaron a cantar en zulu. Obviamente desconozco el contenido literal de los cantos, pero lo universal del sentido de los sonidos no hacia necesaria la traduccion. Quedaba mas que claro, la luna los habia inspirado.

    Abrazo fraterno

    Alejandro


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: