Amores imposibles


Manos que no se tocan en la tumba de los amantes de Teruel, España

AMORES IMPOSIBLES

“Lo que conservo son recuerdos parciales…..”

“¿Y de Rita?” preguntó Mariana

“¿De Rita?. Sólo la estela que dejó en la fuga”

Mario Benedetti – La Borra del Café

Probablemente nada simbolice mejor a los amores imposibles que la historia real de los amantes de Teruel. Acaecida en el siglo XIII sucediole a Juan de Marcilla, perdídamente enamorado de Isabel de Segura y rechazado por su familia por carecer de fortuna, que solicitó un lapso de cinco años para tornarse rico; cosa que logró con combates, riesgos  y esfuerzos. Al volver, como era de suponer dada la volatilidad de las promesas en este terreno, se encontró con Isabel casada con otro hombre. Se visitaron y el triste Juan le solicitó tan solo un beso que Isabel le negó. Al dia siguiente Juan murió e Isabel tardemente arrepentida se presentó al velorio a darle el beso que le había negado. Al dárselo se desplomó muerta a su lado. Empero si quitamos dramatismo y nos permitimos sinceridad absoluta, casi todos los humanos andamos por la vida con algun amor imposible a cuestas.

Es que algunos amores nacen para ser y permanecer imposibles. Resulta que paradójicamente desde su imposibilidad suelen ser dadores de más vida, a veces muchísima más que sus pares posibles. La literatura y la música asi lo atestiguan.

Por ejemplo citemos a Dante Alighieri, casado con cuatro hijos y perdídamente enamorado toda su vida de Beatriz que inspiró su primer libro de poemas llamado La Vida Nueva y que reaparece a lo largo de toda su obra.  Para seguir con los italianos mencionemos tambien a Francesco Petrarca y su amada Laura, quien no era su esposa y que él sostenía que era un ser humano real a quien le dedicó nada menos que el famoso Cancionero. Nunca nadie pudo determinar quién era pero todos suponen que se trataba de una mujer casada. En el ámbito musical recordemos tan solo a Beethoven y su amada inmortal, quien podría haber sido su cuñada o al mejor documentado romance platónico  de Johannes Brahms y Clara Schumann, eximia pianista esposa de Robert, mentor y maestro de Brahms y madre de siete niños. 

 Resulta interesante plantearse qué sucedería si la vida con su magia de repente abriera una ventana para que ese amor, dador de vida y eternamente imposible se convierta en posible, se ponga al alcance de la mano.

Por increible e irracional que parezca, uno de los dos se negará a la conversión, huirá, devolviéndolo al terreno de lo imposible. ¿Porqué?

Aquél que más vida ha recibido del mantenimiento de ese amor, será casi con certeza el que más miedo tenga de concretarlo. Es que sospecha y no sin motivo o experiencia, que su concreción implicará su aniquilamiento y ya sea que lo reconozca o no, su permanencia le resulta tan imprescindible como el aire para existir.

Mientras sea imposible no defraudará, no se vulgarizará, no se rutinizará; por ende sobrevivirá por décadas. Y ambos es lo único que necesitan, pues saben que ello vale infinitamente más que una serie de noches apasionadas.

Vaya a saber quién me dictó la poesía que sigue, pero sospecho que fue el pobre de Brahms quien no solo murió soltero por seguir enamorado de Clara tras su muerte, sino que por dormirse en el tren ni siquiera pudo darle el adiós definitivo  en su entierro. Aunque todos sabemos que para los amores verdaderos la muerte no es más que un detalle sin importancia, detalle que sin embargo llena al poeta de inquietud.

ESTE AMOR

¡ Dios! ¿ Que haré con este amor?,

que no vive ni acepta morir,

que por siempre me rodea en fulgor,

que me impide amar y vivir.

 

Imposible de olvidar,

Inaceptable de perder,

Imprescindible como respirar,

Ineludible como ser.

 

Y esta angustia eterna de morir,

Y este terror oscuro a  que mueras,

Sin haber jamás podido vivir,

un tiempo, unas horas siquiera,

 

de este amor.

 

Enrique Momigliano

San Clemente del Tuyú, 15/1/2011

Jairo, hace algunos años, cantó un hermoso tema que retrata un amor así

 

 

Anuncios
Published in: on febrero 6, 2011 at 8:13 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2011/02/06/amores-imposibles/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: