PARADOJA DOLIENTE


Es vieja, se deteriora cada día, está sucia y está sola. Y sin embargo parece el único lugar seguro en el mundo, el único que jamás podrán arrebatarme, el único en el que vuelvo a ser el yo feliz que alguna vez fui.

Me cuesta horrores ir. Dejé en ella un par de tortugas que me obligan a llevarles alimento, so pena de sentirme culpable de su muerte.

Y voy con la panza anudada y la garganta cerrada.

Paradójicamente cuando estoy allí, por alguna misteriosa razón, siempre, siempre, no quiero irme.

LA CASA

Ya no toco jamás el timbre,
Aprendí doliente a poner la llave,
Y a reconocerme más hombre,
Cuando entro con pasos suaves.

Es sólo el silencio quien me espera,
Cuando echo a nadie mi saludo,
Se apiada de mí la ventana primera,
Al dar aire y luz al sitio oscuro.

Dios sabe lo mal que me siento,
Contemplando el veloz deterioro,
Del jardín, del afuera y el dentro,
Destructor del hogar que añoro.

Empero siempre sucede el prodigio,
Me sé querido, seguro y completo,
Entre muebles, cuadros y libros añejos.

Al rescatar de la niñez los vestigios,
Acollarándome en lugar tan perfecto,
Como la querida casa de mis viejos.

Enrique R. G. Momigliano
Buenos Aires, 28/03/2010

Les dejo el tema de Patxi Andion que cada vez que rumbeo para la casa arrulla muy despacito mis oídos del lado de adentro. Es imposible que describiera esta situación tan magistralmente sin tener a su vez alguna casa que se quedó sola.

Anuncios
Published in: on abril 5, 2010 at 3:30 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sociedadpoetica.wordpress.com/2010/04/05/paradoja-doliente/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Enrique, tu poesía es hermosa. Como vos sentí la misma sensación cuando estaba lejos de mi casa. Y como a vos siempre me resultó el lugar más seguro. Hoy, hoy vivo en la casa de mi niñez, en esa casa que hicieron poniendo ladrillo sobre ladrillo mis padres y con quienes también alguna vez colaboré aunque era muy chica. Y aunque es una casa vieja, me siento tan segura en ella… Sin embargo ahora que ya soy “grandecita” y muchas veces pienso en mudarme, no hay fuerza que me saque de ella.
    Me gusta mucho tu blog. Y por supuesto lo que he leído hasta ahora ¡¡¡me encantó todo!!!
    Con todo mi afecto Susana Consolino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: